Parque Nacional Los Cardones

Un paisaje árido que se llega a través de la Cuesta del Obispo, la Piedra del Molino y la Recta del Tin-Tin

Situado entre los 2.700 y los 5.000 metros de altura, en la província de Salta, encontramos el peculiar Parque Nacional Los Cardones, un paisaje árido de unas 65.000 hectares con distintos tipos de ambientes: Altos Andes, Puna, Monte de Sierras y Bolsones y Yungas. El parque fue creado en 1996 y su nombre deriva de la vegetación característica de esta zona, los cardones, cactus grandes que indican un clima seco y caliente con poca precipitación anual.

En cuanto a la fauna, el parque cuenta con una gran variedad de aves y es un lugar importante para la preservación de muchas especies en Argentina. También presenta algunas especies raras o amenazadas como el colocolo, el zorro colorado ou o zorro de las pampas. La fauna común incluye los guanacos (llamas selvajes), roedores de la familia chinchilla y el piche llorón.

Cardones (Echinopsis atacamensis)

Llegamos al parque tras subir la Cuesta del Obispo, un camino de tierra de 21 km, construído entre 1928 e 1931, que comienza en El Maray y sube hasta los 3457 m.s.n.m., en la Piedra del Molino. Según consta, este camino fue recorrido por la máxima autoridad eclesiástica de Salta, Monseñor Cortazar, en 1622, para unir Salta con la localidad de Cachi. De ahí su nombre: Cuesta del Obispo. La Piedra del Molino se refiere a una piedra de granito utilizada en los molinos de granos y que, según se dice, un viajero dejo como testigo en este lugar. En la cima hay también una capilla en honor a San Rafael.

Algunos quilómetros después de la Piedra del Molino encontramos la famosa recta de Tin-Tin, un antiguo camino inca que se encontra a 3000 m.s.n.m. y cujy nombre viene de un pequeño cerro llamado “Tin-Tin”. Esta fue una área de gran importancia para las culturas prehispánicas, ya que los pastores aquí encontravan agua y pasto para alimentar sus rebaños. Toda esta zona montañosa entre Salta y Cachi (Ruta Provincial 33) es muu bonita y vale mucho la pena. Lo único es que se tiene que ir bien preparado para el viento.

Recta de Tin-Tin
17 mayo, 2017