Empanadas

Rellenas con carne, con espinacas y con quinoa

Uno de los platos más típicos de Argentina son las archiconocidas empanadas, sobre todo las de carne. Aún así, existen variantes en cada provincia tanto en cuanto al relleno como en cuanto al tamaño. En el norte es más común encontrar empanadas hechas con masas pequeñas como las que nosotros hicimos. Otras zonas, como el sur, son de gran tamaño. En cuanto a su origen las empanadas parece que se remontan a la antigua Persia y que fruto de la expansión árabe llegaron hasta la península Ibérica en la Edad Media. Los españoles que migraron a Argentina las habrían traído y poco a poco se volvieron algo muy criollo.

Receta fácil (para 4 personas)

Ingredientes:

36 tapas para empanadas (para horno) 

250 gr de carne 

250 gr de queso 

200 gr de espinacas

50 gr de aceitunas

100 gr de quinoa 

3 huevos duros

3 cebollas 

5 ajos 

Condimentos a gusto: sal, laurel y pimienta

Preparación:

Empanada de Carne: Freír la cebolla y el ajo en aceite y añadir el laurel, la sal y la pimienta. Cuando la cebolla esté dorada juntarle la carne en trozos pequeños y las aceitunas también cortadas. Dejar al fuego hasta que la carne esté hecha. Colocar en un recipiente y dejar que se enfríen.

Empanada de Espinacas: Freír cebolla y ajo en aceite, añadir laulel, sal y pimienta. Cuando la cebolla esté dorada añadir las espinacas previamente lavadas y cortadas. Cuando esté hecho dejar en un recipiente hasta que se enfríe.

Empanada de Quinoa: Fundamental lavar mucho la quinoa debido a una sustancia de esta, la saponina, que puede provocar diarrea de no eliminarla bien. Después de lavarla hervirla durante 10 o 15 minutos con sal gruesa. De mientras se puede ir friendo la cebolla y el ajo en aceite, a los que de nuevo añadimos laurel, sal y pimienta. Pasados los 15 minutos tiramos el agua de la quinoa mediante colador y la añadimos a la sal y el ajo fritos. Lo colocamos todo en un recipiente y dejamos que se enfríe.

– Una vez que los tres preparados estén fríos cocemos los huevos, que una vez cocidos los cortamos a trozos pequeños así como el queso. De mientras podemos ir enchufando el horno a unos 180º.

– Con los rellenos fríos ya podemos pasar a rellenar las empanadas. Nosotros hicimos las de quinoa con queso y huevo y las de carne con huevo. Para diferenciar unas de otras las cerramos con acabados distintos. El truco para cerrarla bien es mojarse un poco un dedo en agua y pasarlo por el borde de la empanada.

– Una vez rellenas y bien cerradas las llevamos al horno, separándolas bien para que no se enganchen. Cuando adquieran un color dorado es que ya están listas para ser devoradas.

Con Paula y Juan
9 junio, 2017